El equipo de redactores que trabajamos en la web de Viaje Spain tenemos clara una cosa, que es que calidad y tamaño no siempre son dos palabras que van unidas. Por eso, creemos que las páginas web que están dedicadas a la temática del turismo, cometen un error centrándose tan sólo en grandes ciudades con el objetivo de atraer al público. De hacer esto, se corre el riesgo de descuidar otros lugares que, sin ser tan grandes, poseen un encanto y unas cualidades que hacen que merezca la pena plantearse muy seriamente una visita a ellos, aunque sea una visita durante un tiempo más reducido por ser suficiente para ver todo. Teniendo esa convicción en mente, ha sido como hemos comenzado a escribir la actualización de hoy de nuestro rincón en la red dedicado al turismo en España. Así pues, hoy hemos elegido un lugar humilde por  tamaño, pero que, sin lugar a dudas, es tan interesante y bonito, que creemos que merece la pena dedicarle por lo menos un par de días para conocer lo que tiene que ofrecernos. Dicho esto, os deseamos que paséis un rato entretenido leyéndonos, y que no dudéis en animaros a probar la experiencia de ir.

Ahora que ya os hemos puesto en antecedentes sobre lo que pretendíamos conseguir en este post, es hora de ir acercándonos al lugar del que teníamos pensado ofreceros información. Para ello, comenzaremos diciendo que también lo hemos elegido porque nos parece una ciudad con encanto debido a sus reminiscencias del pasado, de su ciudad medieval, que sabréis apreciar sin lugar a dudas.

Conociendo Toledo en profundidad

Como siempre, procurando comenzar por la información más básica, daremos algo de información de carácter geográfico para que sepáis ubicaros. La ciudad de Toledo, es a la vez municipio y capital de la provincia que tiene el mismo nombre. Se encuentra ubicada en la Comunidad Autónoma de Castilla – La Mancha y, por si fuera poco, está a tiro de piedra de Madrid, la capital de España, que puede suponer un aliciente extra muy importante  para cuando un turista quiera acceder a un lugar más grande y bullicioso.

En cuanto al clima de Toledo, es prácticamente continental. Cuenta con inviernos fríos y heladas ocasionales, mientras que los veranos son secos y calurosos, llegando a superara los 40 grados. La lluvia es escasa, y se da sobre todo e primavera y en otoño.

En lo relativo a la economía, Toledo es una ciudad que vive esencialmente del sector servicios y del turismo en general, pero no podemos dejar de destacar también su sector metalúrgico, especialmente célebre por la fabricación de espadas y cuchillos, los cuáles gozan de un reconocimiento a nivel internacional. No obstante, a modo de curiosidad, os diremos que para hacer películas históricas, no son pocas las productoras que cogen el armamento de algunos de los comercios de la ciudad, lo cuál dice mucho y muy positivo de esta parte de la economía del lugar.

Como no podía ser de otra manera, no podíamos permitirnos concluir un artículo de nuestra web sin dar alguna recomendación de lugares que visitar durante nuestra estancia en Toledo. Así pues, podemos daros algunas sugerencias como la sinagoga del Tránsito con su museo sefardí en el barrio judío, el Alcázar de Toledo en lo alto de la ciudad, la Catedral de Santa María de estilo gótico, el Museo de El Greco, dedicado a dicho artista en su totalidad, el Teatro Rojas, la Casa del Temple, o la Puerta del Sol, con su hermoso estilo mudéjar. Por supuesto, hay muchos lugares de interés en la ciudad, pero sin duda, creemos que los citados son buenos ejemplos.

Vídeo sobre Toledo:

Otros artículos de Viaje Spain:

- Conocer León.

- Visitar Almagro.

- El castillo de Lorca.